La importancia de la accesibilidad en espacios públicos

Cuando pensamos en sitios públicos como por ejemplo administraciones del Estado, empresas, centros comerciales y hasta restaurantes, una de las claves del éxito de cada uno de estos sitios está íntimamente relacionada con la comodidad que sienta todo el mundo al llegar allí.

Por supuesto, sabemos que esta idea suele ser un poco subjetiva, excepto en los casos concretos de esas personas que, sea por el paso del tiempo o por dificultades físicas de cualquier clase, requieren de ciertas instalaciones adicionales para moverse con soltura en tales ámbitos.

Mientras las instituciones encargadas de la reglamentación y el control de la accesibilidad en estos espacios trabajan cada vez con más presión sobre tanto edificios públicos como privados, incluso aquellos que no necesitan de estas máquinas específicas se fijan en la accesibilidad de la que gozan las personas con movilidad reducida a la hora de asistir a estos lugares.

Afortunadamente, claro, lo que antes dependía sólo de la buena voluntad de las personas que se encontraban en el mismo entorno que quienes sufren las dificultades, desde hace algún tiempo existen soluciones como los salvaescaleras, que han sido especialmente diseñadas con este propósito. No sólo eso, hay distintos salvaescaleras precios, diseños, mecanismos, etc.

Como decíamos, ahora mismo existen diferentes modelos de salvaescaleras a la venta, que pueden instalarse en cualquier recinto para facilitar los movimientos de las personas con movilidad reducida o de personas mayores, para que trabajen o se desempeñen sin limitaciones.

En líneas generales, podemos decir que los salvaescaleras cuentan con algunas de las principales virtudes que se les podrían exigir, desde la seguridad que brindan a quien los utiliza, hasta lo eficaces que resultan en el día a día, o la comodidad que ofrecen, incluso a avanzada edad.

Normalmente, los salvaescaleras se ubican dando acceso tanto a edificios públicos o privados como así también a viviendas, permitiendo que los usuarios alcancen niveles más elevados sin tener que pasar por el tortuoso camino de las escaleras. Como se puede ver, se trata de una alternativa sobre todo interesante en aquellos sitios donde no se cuenta con un ascensor a disposición.

Asimismo, es importante destacar que conviven dos clases de salvaescaleras, una especialmente diseñada para las escaleras curvas, y otra que ha sido ideada para las escaleras más sencillas, las que menos complicaciones implícitas tienen para quienes las usan.

La distribución de estas instalaciones hace que puedan adaptarse a cualquier arquitectura, sin importar qué tan rebuscada resulte, con tecnologías modernas de giro automático que hacen todo el trabajo, sin forzar en absoluto la condición física del usuario.

Iguales características pueden señalarse acerca de las escaleras rectas, más allá de que los salvaescaleras se pueden colocar más fácilmente en estas circunstancias, pues todo se trata de que la persona que los requiere, llegue a niveles superiores sin esfuerzo.

Como queda claro, estamos en presencia de una solución que ha llegado para quedarse definitivamente y la que, poco a poco, nos acostumbraremos a ver en cada vez más sitios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s