El jamón ibérico, ese orgullo de España

Incluso cuando las distintas razas porcinas se han desarrollado alrededor del mundo, dando lugar a variaciones genéticas de todas las clases, no podemos perder de vista que el jamón ibérico sigue siendo considerado una de las variantes de mayor calidad en cuanto al alimento obtenido.

Autóctono y exclusivo de nuestro país, el jamón ibérico es ese orgullo de España que presumimos frente en alto ante los demás países del mundo, exponiendo el sabor y el aroma únicos de este animal, que se caracteriza por la pureza de su raza, y las condiciones ideales de las crías.

En efecto, estamos hablando de ejemplares que se mueven libremente en dehesas arboladas, donde tienen margen de acción para crecer como lo hacen en la naturaleza, a su vez consumiendo tanto piensos compuestos como bellotas, aquellos que le dan ese gusto exquisito a nuestro paladar.

El lujo de comprar jamón ibérico desde casa

Lo interesante del caso es que hoy tenemos la posibilidad de comprar jamón ibérico desde casa, gracias a un servicio como Internet que ha diversificado el acceso a este tipo de productos distinguidos, adquiriendo sus patas traseras, ancas, perniles o piernas, entre otros.

Esta parte, la más noble del animal en cuestión, y que da como resultado un jamón de primer nivel internacional, pasa por una elaboración diferente, una que incluye su secado o curación durante hasta tres años, esos 36 meses en los que el producto se transforma en una marca registrada.

En la práctica, se consigue un jamón ibérico de bellota con más de un 50% de ácido oleico, clasificado como ácido monoinsaturado, que es beneficioso para la salud de las personas, controlando los registros de colesterol en sangre, tanto del HDL como del LDL.

Hermanado en este último sentido con el siempre recomendable aceite de oliva, el único alimento con aportes superiores en ácidos oleicos, el jamón ibérico se logra en diferentes zonas, que le dan las Denominaciones de Origen: Huelva, Los Pedroches, Guijuelo y Dehesa de Extremadura.

Es esa la certificación de la calidad que busca aquel que compra un jamón ibérico vía online, aprovechando la facilidad con la que uno puede pedir que le lleven a casa este alimento y sus derivados, confiado en que se cumplen fielmente las normativas para ubicarlo en esos grupos.

De aspecto más bien alargado, y en muchos casos incluso conservando la pezuña que es elemento distintivo de los mismos, el jamón ibérico debe tener un peso mínimo de cuatro kilos y medio, consistencia firme pero untuosa, y la grasa debe verse, en los márgenes y también el interior.

El jamón ibérico es considerado el mayor manjar de la gastronomía española, placer que uno puede y debería degustar sólo, en finas lonchas, entre 18° y 24° C, para que la grasa tienda a fundirse dentro del paladar, combinando con la carne para darle ese sabor tan peculiar, tan auténtico.

Por todas las razones anteriormente expuestas, indudablemente es el momento para probar un poco de jamón ibérico, dejarse llevar por sus sensaciones en la boca, y no caer en las antiguas excusas acerca de lo difícil de conseguirlo, cuando hoy puedes tenerlo en tu hogar desde Internet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s